SONETOS II (Bloques 60 al ...)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

SONETOS 84

Mensaje  Cristino Vidal Benavente el Sáb 10 Dic - 13:35

HONTANARES SON MIS OJOS

La nostalgia convierte en hontanares
mis ojos, de esas lágrimas que vienen
con sabor agridulce, porque tienen
el recuerdo de besos, que a millares

te mando y que me temo no repares
en ellos, a pesar de que contienen
un amor al que espero que no frenen
las tuyas por motivos muy dispares.

La angustia que corroe mis entrañas,
me lleva hasta el confín de la amargura
pensando en que me olvidas y me engañas,

haciendo que mi vida sea tan dura
por no saber seguro si me extrañas,
o estoy en el umbral de la locura.

INVENTARSE PLACERES

Si juntamos placer, amor, respeto
además del deseo de estar juntos,
aquello que sentimos, de obsoleto
no habrá ningún vestigio ni barruntos.

Viviendo sin complejos ni recodos
y abriéndose completo a la pareja,
usando la franqueza y buenos modos,
la duda que llegó, muere o se aleja.

Lo mejor en la sana convivencia
es llenarla en consenso de armonía,
procurando que tenga pervivencia,
lejos de parecer la flor de un día.

Inventarse placeres y su práctica,
para aunar en amor, la mejor táctica.

LA MUJER DE LA PLAYA

Hoy la encontré otra vez aquí en la playa,
dándole bamboleo a una melena
blonda sobre una piel lisa y morena,
tapando su pudor con la toalla.

Sus pies se solazaban en la raya
que dibuja la mar sobre la arena,
cuando viene la ola y lo hace llena
de espuma, restallando como tralla.

Con gracia sus encantos exhibía
feliz, porque era diana del deseo
de todo el que pasaba por su lado,

pues nadie que pasaba resistía
la idea de mirar ese trofeo,
que con ganas hubiera conquistado.

LA PAZ TE DOY

Te fuiste de mi lado sin decirme
siquiera un triste adiós de despedida
y ahora me pides que la paz te firme
dando la guerra ya por concluida.

Me es fácil tal capricho concederte,
porque no representas para mí
nada absolutamente. Ya al perderte,
la paz que ahora me pides conseguí.

Ya veo que el orgullo te ha bajado,
pues nunca pensaría que vinieras
a pedir a un amor que has traicionado,
por culpa de tus sueños y quimeras.

Vete por el camino que has venido,
llevándote la paz que me has pedido.

LAS FECHORÍAS DE ZAPATERO

Tienes tanta razón, que hasta te sobra,
pues los brotes no existen para nada,
aunque ya la parroquia acostumbrada
está por soportar tanta maniobra.

Por no tener, la gente ni zozobra
le llega, porque está ya tan cansada,
que pasa por el yugo obnubilada y
llorando por si acaso ya ni cobra.

Pronto nadie estará feliz a salvo
de las garras del tal que nos gobierna,
que es capaz de tomar el pelo a un calvo

y pasar al país por la entrepierna,
dejándole completamente albo
en todo lo que al pueblo le concierna.

LLORARÁS MI PARTIDA

Llorarás mi partida y ese llanto
lo tendrás para siempre a ti cosido,
pues no se irá jamás hacia el olvido
cuando recuerdes que me amaste tanto.

No es fácil conseguir curar de espanto
y acabar de una vez con lo vivido,
si está en juego un amor correspondido
que llegó hasta el confín de sacrosanto.

Ya no podrás vivir sin mi concurso,
pues éramos tú y yo como uno solo
y un solo corazón el que latía

dibujando al unísono su curso,
con las reglas del mismo protocolo,
porque siempre fui tuyo y tú eras mía.

¿LOS POETAS SON SINCEROS?

Ando leyendo versos como un loco,
por ver cómo es la gente que aquí escribe
y veo con tristeza que no exhibe
lo que quiero encontrar y me trastoco,

pues de sinceridad más bien muy poco
trasciende en su decir. Hasta inclusive,
se ve que cuanto dice no lo vive,
así que no lo cree, ni yo tampoco.

Todos dicen lo mismo, hablan de amor
y nadie como ellos ama tanto,
lo mismo que en cuestiones de dolor,

paradigmas serán del desencanto
y todo siempre así, de este tenor,
mostrando en cualquier cosa su adelanto.

Entonces, cielo santo,
¿a qué tanta tristeza y alegría
se saca al escribir de poesía?

MADRIGAL SOBRE EL AMOR

Cuando llega el amor, se va la calma,
una inmensa dulzura
nos lleva al infinito y luego el alma
se llena de amargura.

Así es la paradoja del amor
que siendo tan hermoso,
nos sume cuando quiere en un dolor
demasiado espantoso.

No obstante los dolores y amarguras
por siempre sea bendito,
pues más grandes serán esas dulzuras,
llegando al infinito.

Una noche de amor, por una vida
vale sin duda alguna,
que por larga que sea no se olvida
esa inmensa fortuna.

MÁS ALLÁ DEL INFINITO

Si piensas que es lo más el infinito
te diré que te estás equivocando,
pues mucho más allá te estoy amando
y aún sigue creciendo mi apetito.

Nunca podrá tener un finiquito
amor así, que sin cesar agrando
y veo que tú también lo vas sumando
con ése que me das, tan exquisito.

No se puede medir con las medidas
que son habituales en el mundo,
la esencia y cantidad de éste mi amor,

pudiéndote sentir como rey Midas
al saber que es tan tuyo tal abundo
de algo que siendo bueno, es lo mejor.

ME ABRASA TU AMOR

Rebájame tu fuego, que me quemas
porque no aguanto más y estoy ardiendo,
a causa del calor de las zalemas
que me haces y me envías in crescendo.

Son cada vez más dulces y sabrosas
esas caricias tuyas que prodigas
en mí, que tanto son de vino y rosas,
que mis penas destruyes o mitigas.

Me tienes prisionero entre tus redes
sin posibilidad de que me vaya
y cumplo con escrúpulo las leyes
que impones, sin pasarme de la raya.

Mi corazón galopa si te miro
y siento un placer tal, que hasta deliro.

ME HUNDO EN TUS ARENAS MOVEDIZAS

Me hundo en las arenas movedizas
del amor que te tengo y tal sucede
porque con tus palabras me deslizas
hechizos que ojalá fueran adrede.

De ese modo me tienes como un preso,
atado fuertemente a esa cadena
que adornas con dulzura y embeleso,
mostrándote mi acuerdo a la condena,

que perpetua te pido si es posible,
por estar de por vida encadenado
y gozar mucho más de lo indecible,
sabiendo que estaré siempre a tu lado.

Este amor tan inmenso, me reclama
que me injerte a tu tronco, como rama.

MIEDO DE LA MUERTE

Si he de usar la franqueza, tengo miedo
de llegar a un lugar desconocido,
aunque a veces me diga que ni un bledo
me ha de importar después haberme ido.

Son los miles de siglos que han pasado
tiritando de espanto en este asunto,
con lo cual tiene el hombre bien grabado
ese pavor cerval que antes apunto.

Casan con ese espanto los dolores
propios de quien fenece y su familia,
unos en el proscenio, otros actores,
todos participando en la vigilia.

Debe ser ley de vida, según dicen,
aunque luego las almas se eternicen.

MIL SIGLOS POCOS FUERAN.

Mil siglos y aun así se me hace poco
te estaría diciendo que te quiero
y si hubiera de estar por ello loco,
no tengo que poner ni un solo pero.

Me llena tu recuerdo de ternura,
que entra en mi corazón a manos llenas
y doy gracias a Dios por tal ventura,
porque dicha me da, quitando penas.

La vida más hermosa me parece
desde el puro momento en que llegaste,
pues todo positivo se me ofrece
y con lo negativo diste al traste.

Si te llega ternura en mil efluvios,
es porque te la envío en mil diluvios.

MISTERIOS DEL ALMA

Quién sabe lo que en cada pecho bulle
y también lo que cada mente piensa,
al igual que si el alma es tan inmensa
como a veces la gente le atribuye

y es capaz de asumir lo que le afluye
de amor, por ser tan grande su despensa,
que por mucho que sea lo condensa
y el tamaño, no esencia, disminuye.

Misterios que no han sido comprendidos
por el hombre aunque siempre lo ha intentado
y cuando habla sobre ello, lo que explica

es lo que se imaginan entendidos,
sin decirnos de dónde lo han sacado,
pues de eso no se vende ya en botica.

NECESITO LIBERARME

Quisiera que salieses de mi vida
llevándote ese amor tan insincero,
que luego de un requiebro y un te quiero
con gran indiferencia los olvida.

Quisiera ya soltarme de esa brida
que me está sujetando y prisionero
me tiene y que con ansia tanto espero
romper, para escaparme de estampida.

No puedo continuar de esta manera
asido a tus caprichos como lapa,
sin poder desprenderme y a la espera

de una cosa mejor, pues se me escapa
el tiempo sin cesar y si viniera
otro nuevo querer, ya no me atrapa.

NO ENCUENTRO REMEDIO

Cuántas noches en blanco me he pasado
pensando en un amor que es imposible
y cuanto más lo es, más ostensible
lo veo, pues me está más que vedado.

Algo viene a decirme que es pecado
el amor que pretendo y no es factible,
aunque a mí me parezca tan risible
el motivo, por fútil y anticuado.

Qué culpa tengo yo si a este deseo
no puedo poner freno ni cerrojos,
porque es que me desborda con tal fuerza,

que lo encuentro instalado en su apogeo
sin querer renunciar a sus antojos
y no hallo contrapeso que le tuerza.



ESCLAVO DEL DESEO

Esclavo del deseo de tenerte,
no pienso en otra cosa, ni lo quiero,
pues quisiera morir, si es que así muero
con tal ansia febril, si ésa es mi suerte.

Prefiero cien mil veces a la muerte
si no he de conseguir lo que es primero
para este corazón, que prisionero
quedó de tu belleza sólo al verte.

Si no eres para mí, a Dios le pido
que saque tu recuerdo de mi vida,
pues vive acomodado en este nido

sin saber ni siquiera la salida
al no haber una vez que te hayas ido,
por ser de mi pensar la consentida.

ESCLAVO DEL DESTINO

Esclavo del capricho del destino,
deambulo por la senda equivocada
y al final de la misma ya no hay nada
distinto de un vivir en desatino.

No puedo desviarme del camino,
porque sigo la huella ya marcada
que ha hecho con el tiempo mi pisada,
después de un caminar tan anodino.

Tendré que conformarme, no hay remedio,
ni sabría aplicarlo si lo hubiera
y por tanto me quedo con el tedio

que hasta ahora lo tuve de bandera,
por no poder salir de ese entremedio
en el cual por desgracia me sumiera.

ESCUCHA MIS LLAMADAS

Te llamo por la noche a todas horas
y escucho los rumores que en el viento
me llegan, para ver si algún lamento
escuchara de ti, si acaso lloras

mi ausencia y al Señor también imploras
por mí, que hasta me quemo a fuego lento
con fuerte desazón, que va en aumento
y al compás de mis ansias pecadoras.

Nunca llegué a pensar que fuera tanto
el dolor que deparan las ausencias,
que arropa por completo como un manto

envolvente en terribles virulencias,
que ocasionan continuo y triste llanto
pidiéndole el final a las dolencias.

EUFÓRICA JUVENTUD

Recuerdo que de chico me privaba
llegar a ser mayor, pues me creía
que siéndolo la vida me sería
muchísimo más fácil, pues estaba

pensando que la edad galones daba
y luego mi horizonte alargaría,
llegando hasta el momento en el que haría
lo que entonces la edad me lo vedaba.

Pasada aquella euforia, me di cuenta
que aquello que pensé no era tan cierto,
pues he de comprobar que a los noventa

seguiré como entonces y este aserto
demuestra que cualquier cosa se inventa,
terminando al final en desacierto.

FELIZ CUMPLEAÑOS, CONCHITA

Conchita, te deseo y bien lo sabes
un feliz cumpleaños y que estés
cumpliendo muchos años al revés
y espero que sea así, pues tienes llaves

para entrar en el tiempo y en sus claves,
de modo que de un año hagas un mes
y así los treinta y seis, que fueran tres
y tal como ahora estás, quemas las naves.

Espero que conserves la alegría
que hasta ahora nos muestras a diario
y vengas a traernos con presteza

también lo que llamamos poesía,
ésa que guardará tu relicario,
repleta de donaire y de belleza.



FELIZ CUMPLEAÑOS, ROSA (la Celestina)

Cumple los años hoy mi amiga Rosa
y los lleva con gracia y galanura,
pues no en vano luciera tan hermosa
de joven. Bien se ve que aún le dura

la simpatía y sal que siempre tuvo
aparte grandes rasgos de belleza,
cumpliéndose el “quien tuvo, bien retuvo”,
llevando con finura su majeza.

Fue el ejemplo a imitar cuando mozuela
por mor de lo ostentoso de su porte,
que andaba cual modelo en pasarela,
o reina en los salones de la corte.

Me acuerdo lo feliz que hizo a Sabino,
su esposo, pues le dio su amor sin tino.

FELIZ CUMPLEAÑOS, VIBY

Pero, Viby, no cumplas ya más años,
que estás muy bien así como hasta ahora
y es mejor que no subas más peldaños,
siguiendo como luz de bella aurora,

que es como te conservas, tan radiante
como la luz del sol al mediodía,
vertiendo tu sentida poesía
y que sea eternamente, Dios mediante.

La gente como tú nunca envejece,
siguiendo tan jovial, gracias a Dios
y es que en su boca siempre permanece
la sonrisa que nunca dice adiós.

Expande por doquiera tus virtudes,
que nos harán felices, no lo dudes.

HONTANARES SON MIS OJOS

La nostalgia convierte en hontanares
mis ojos, de esas lágrimas que vienen
con sabor agridulce, porque tienen
el recuerdo de besos, que a millares

te mando y que me temo no repares
en ellos, a pesar de que contienen
un amor al que espero que no frenen
las tuyas por motivos muy dispares.

La angustia que corroe mis entrañas,
me lleva hasta el confín de la amargura
pensando en que me olvidas y me engañas,

haciendo que mi vida sea tan dura
por no saber seguro si me extrañas,
o estoy en el umbral de la locura.

INVENTARSE PLACERES

Si juntamos placer, amor, respeto
además del deseo de estar juntos,
aquello que sentimos, de obsoleto
no habrá ningún vestigio ni barruntos.

Viviendo sin complejos ni recodos
y abriéndose completo a la pareja,
usando la franqueza y buenos modos,
la duda que llegó, muere o se aleja.

Lo mejor en la sana convivencia
es llenarla en consenso de armonía,
procurando que tenga pervivencia,
lejos de parecer la flor de un día.

Inventarse placeres y su práctica,
para aunar en amor, la mejor táctica.

LA MUJER DE LA PLAYA

Hoy la encontré otra vez aquí en la playa,
dándole bamboleo a una melena
blonda sobre una piel lisa y morena,
tapando su pudor con la toalla.

Sus pies se solazaban en la raya
que dibuja la mar sobre la arena,
cuando viene la ola y lo hace llena


de espuma, restallando como tralla.

Con gracia sus encantos exhibía
feliz, porque era diana del deseo
de todo el que pasaba por su lado,

pues nadie que pasaba resistía
la idea de mirar ese trofeo,
que con ganas hubiera conquistado.

LA PAZ TE DOY

Te fuiste de mi lado sin decirme
siquiera un triste adiós de despedida
y ahora me pides que la paz te firme
dando la guerra ya por concluida.

Me es fácil tal capricho concederte,
porque no representas para mí
nada absolutamente. Ya al perderte,
la paz que ahora me pides conseguí.

Ya veo que el orgullo te ha bajado,
pues nunca pensaría que vinieras
a pedir a un amor que has traicionado,
por culpa de tus sueños y quimeras.

Vete por el camino que has venido,
llevándote la paz que me has pedido.

LAS FECHORÍAS DE ZAPATERO

Tienes tanta razón, que hasta te sobra,
pues los brotes no existen para nada,
aunque ya la parroquia acostumbrada
está por soportar tanta maniobra.

Por no tener, la gente ni zozobra
le llega, porque está ya tan cansada,
que pasa por el yugo obnubilada y
llorando por si acaso ya ni cobra.

Pronto nadie estará feliz a salvo
de las garras del tal que nos gobierna,
que es capaz de tomar el pelo a un calvo

y pasar al país por la entrepierna,
dejándole completamente albo
en todo lo que al pueblo le concierna.

LLORARÁS MI PARTIDA

Llorarás mi partida y ese llanto
lo tendrás para siempre a ti cosido,
pues no se irá jamás hacia el olvido
cuando recuerdes que me amaste tanto.

No es fácil conseguir curar de espanto
y acabar de una vez con lo vivido,
si está en juego un amor correspondido
que llegó hasta el confín de sacrosanto.

Ya no podrás vivir sin mi concurso,
pues éramos tú y yo como uno solo
y un solo corazón el que latía

dibujando al unísono su curso,
con las reglas del mismo protocolo,
porque siempre fui tuyo y tú eras mía.

¿LOS POETAS SON SINCEROS?

Ando leyendo versos como un loco,
por ver cómo es la gente que aquí escribe
y veo con tristeza que no exhibe
lo que quiero encontrar y me trastoco,

pues de sinceridad más bien muy poco
trasciende en su decir. Hasta inclusive,
se ve que cuanto dice no lo vive,
así que no lo cree, ni yo tampoco.

Todos dicen lo mismo, hablan de amor
y nadie como ellos ama tanto,
lo mismo que en cuestiones de dolor,

paradigmas serán del desencanto
y todo siempre así, de este tenor,
mostrando en cualquier cosa su adelanto.

Entonces, cielo santo,
¿a qué tanta tristeza y alegría
se saca al escribir de poesía?

MADRIGAL SOBRE EL AMOR

Cuando llega el amor, se va la calma,
una inmensa dulzura
nos lleva al infinito y luego el alma
se llena de amargura.

Así es la paradoja del amor
que siendo tan hermoso,
nos sume cuando quiere en un dolor
demasiado espantoso.

No obstante los dolores y amarguras
por siempre sea bendito,
pues más grandes serán esas dulzuras,
llegando al infinito.

Una noche de amor, por una vida
vale sin duda alguna,
que por larga que sea no se olvida
esa inmensa fortuna.

MÁS ALLÁ DEL INFINITO

Si piensas que es lo más el infinito
te diré que te estás equivocando,
pues mucho más allá te estoy amando
y aún sigue creciendo mi apetito.

Nunca podrá tener un finiquito
amor así, que sin cesar agrando
y veo que tú también lo vas sumando
con ése que me das, tan exquisito.

No se puede medir con las medidas
que son habituales en el mundo,
la esencia y cantidad de éste mi amor,

pudiéndote sentir como rey Midas
al saber que es tan tuyo tal abundo
de algo que siendo bueno, es lo mejor.

ME ABRASA TU AMOR

Rebájame tu fuego, que me quemas
porque no aguanto más y estoy ardiendo,
a causa del calor de las zalemas
que me haces y me envías in crescendo.

Son cada vez más dulces y sabrosas
esas caricias tuyas que prodigas
en mí, que tanto son de vino y rosas,
que mis penas destruyes o mitigas.

Me tienes prisionero entre tus redes
sin posibilidad de que me vaya
y cumplo con escrúpulo las leyes
que impones, sin pasarme de la raya.

Mi corazón galopa si te miro
y siento un placer tal, que hasta deliro.

ME HUNDO EN TUS ARENAS MOVEDIZAS

Me hundo en las arenas movedizas
del amor que te tengo y tal sucede
porque con tus palabras me deslizas
hechizos que ojalá fueran adrede.

De ese modo me tienes como un preso,
atado fuertemente a esa cadena
que adornas con dulzura y embeleso,
mostrándote mi acuerdo a la condena,

que perpetua te pido si es posible,
por estar de por vida encadenado
y gozar mucho más de lo indecible,
sabiendo que estaré siempre a tu lado.

Este amor tan inmenso, me reclama
que me injerte a tu tronco, como rama.

MIEDO DE LA MUERTE

Si he de usar la franqueza, tengo miedo
de llegar a un lugar desconocido,
aunque a veces me diga que ni un bledo
me ha de importar después haberme ido.

Son los miles de siglos que han pasado
tiritando de espanto en este asunto,
con lo cual tiene el hombre bien grabado
ese pavor cerval que antes apunto.

Casan con ese espanto los dolores
propios de quien fenece y su familia,
unos en el proscenio, otros actores,
todos participando en la vigilia.

Debe ser ley de vida, según dicen,
aunque luego las almas se eternicen.

MIL SIGLOS POCOS FUERAN.

Mil siglos y aun así se me hace poco
te estaría diciendo que te quiero
y si hubiera de estar por ello loco,
no tengo que poner ni un solo pero.

Me llena tu recuerdo de ternura,
que entra en mi corazón a manos llenas
y doy gracias a Dios por tal ventura,
porque dicha me da, quitando penas.

La vida más hermosa me parece
desde el puro momento en que llegaste,
pues todo positivo se me ofrece
y con lo negativo diste al traste.

Si te llega ternura en mil efluvios,
es porque te la envío en mil diluvios.

MISTERIOS DEL ALMA

Quién sabe lo que en cada pecho bulle
y también lo que cada mente piensa,
al igual que si el alma es tan inmensa
como a veces la gente le atribuye

y es capaz de asumir lo que le afluye
de amor, por ser tan grande su despensa,
que por mucho que sea lo condensa
y el tamaño, no esencia, disminuye.

Misterios que no han sido comprendidos
por el hombre aunque siempre lo ha intentado
y cuando habla sobre ello, lo que explica

es lo que se imaginan entendidos,
sin decirnos de dónde lo han sacado,
pues de eso no se vende ya en botica.

NECESITO LIBERARME

Quisiera que salieses de mi vida
llevándote ese amor tan insincero,
que luego de un requiebro y un te quiero
con gran indiferencia los olvida.

Quisiera ya soltarme de esa brida
que me está sujetando y prisionero
me tiene y que con ansia tanto espero
romper, para escaparme de estampida.

No puedo continuar de esta manera
asido a tus caprichos como lapa,
sin poder desprenderme y a la espera

de una cosa mejor, pues se me escapa
el tiempo sin cesar y si viniera
otro nuevo querer, ya no me atrapa.

NO ENCUENTRO REMEDIO

Cuántas noches en blanco me he pasado
pensando en un amor que es imposible
y cuanto más lo es, más ostensible
lo veo, pues me está más que vedado.

Algo viene a decirme que es pecado
el amor que pretendo y no es factible,
aunque a mí me parezca tan risible
el motivo, por fútil y anticuado.

Qué culpa tengo yo si a este deseo
no puedo poner freno ni cerrojos,
porque es que me desborda con tal fuerza,

que lo encuentro instalado en su apogeo
sin querer renunciar a sus antojos
y no hallo contrapeso que le tuerza.

ESCLAVO DEL DESEO

Esclavo del deseo de tenerte,
no pienso en otra cosa, ni lo quiero,
pues quisiera morir, si es que así muero
con tal ansia febril, si ésa es mi suerte.

Prefiero cien mil veces a la muerte
si no he de conseguir lo que es primero
para este corazón, que prisionero
quedó de tu belleza sólo al verte.

Si no eres para mí, a Dios le pido
que saque tu recuerdo de mi vida,
pues vive acomodado en este nido

sin saber ni siquiera la salida
al no haber una vez que te hayas ido,
por ser de mi pensar la consentida.

ESCLAVO DEL DESTINO

Esclavo del capricho del destino,
deambulo por la senda equivocada
y al final de la misma ya no hay nada
distinto de un vivir en desatino.

No puedo desviarme del camino,
porque sigo la huella ya marcada
que ha hecho con el tiempo mi pisada,
después de un caminar tan anodino.

Tendré que conformarme, no hay remedio,
ni sabría aplicarlo si lo hubiera
y por tanto me quedo con el tedio

que hasta ahora lo tuve de bandera,
por no poder salir de ese entremedio
en el cual por desgracia me sumiera.

ESCUCHA MIS LLAMADAS

Te llamo por la noche a todas horas
y escucho los rumores que en el viento
me llegan, para ver si algún lamento
escuchara de ti, si acaso lloras

mi ausencia y al Señor también imploras
por mí, que hasta me quemo a fuego lento
con fuerte desazón, que va en aumento
y al compás de mis ansias pecadoras.

Nunca llegué a pensar que fuera tanto
el dolor que deparan las ausencias,
que arropa por completo como un manto

envolvente en terribles virulencias,
que ocasionan continuo y triste llanto
pidiéndole el final a las dolencias.

EUFÓRICA JUVENTUD

Recuerdo que de chico me privaba
llegar a ser mayor, pues me creía
que siéndolo la vida me sería
muchísimo más fácil, pues estaba

pensando que la edad galones daba
y luego mi horizonte alargaría,
llegando hasta el momento en el que haría
lo que entonces la edad me lo vedaba.

Pasada aquella euforia, me di cuenta
que aquello que pensé no era tan cierto,
pues he de comprobar que a los noventa

seguiré como entonces y este aserto
demuestra que cualquier cosa se inventa,
terminando al final en desacierto.

FELIZ CUMPLEAÑOS, CONCHITA

Conchita, te deseo y bien lo sabes
un feliz cumpleaños y que estés
cumpliendo muchos años al revés
y espero que sea así, pues tienes llaves

para entrar en el tiempo y en sus claves,
de modo que de un año hagas un mes
y así los treinta y seis, que fueran tres
y tal como ahora estás, quemas las naves.

Espero que conserves la alegría
que hasta ahora nos muestras a diario
y vengas a traernos con presteza

también lo que llamamos poesía,
ésa que guardará tu relicario,
repleta de donaire y de belleza.

FELIZ CUMPLEAÑOS, ROSA (la Celestina)

Cumple los años hoy mi amiga Rosa
y los lleva con gracia y galanura,
pues no en vano luciera tan hermosa
de joven. Bien se ve que aún le dura

la simpatía y sal que siempre tuvo
aparte grandes rasgos de belleza,
cumpliéndose el “quien tuvo, bien retuvo”,
llevando con finura su majeza.

Fue el ejemplo a imitar cuando mozuela
por mor de lo ostentoso de su porte,
que andaba cual modelo en pasarela,
o reina en los salones de la corte.

Me acuerdo lo feliz que hizo a Sabino,
su esposo, pues le dio su amor sin tino.

FELIZ CUMPLEAÑOS, VIBY

Pero, Viby, no cumplas ya más años,
que estás muy bien así como hasta ahora
y es mejor que no subas más peldaños,
siguiendo como luz de bella aurora,

que es como te conservas, tan radiante
como la luz del sol al mediodía,
vertiendo tu sentida poesía
y que sea eternamente, Dios mediante.

La gente como tú nunca envejece,
siguiendo tan jovial, gracias a Dios
y es que en su boca siempre permanece
la sonrisa que nunca dice adiós.

Expande por doquiera tus virtudes,
que nos harán felices, no lo dudes.















































































































































































,























































También puedes visitar mi blog aquí:
https://cristinovidal.wordpress.com/
avatar
Cristino Vidal Benavente
Diamante
Diamante

Distinciones : Llama del foro

Mensajes : 6276

Estatus
-: Moderación Moderación

http://cristino-poesia.spaces.live.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: SONETOS II (Bloques 60 al ...)

Mensaje  Mariluz el Miér 28 Dic - 14:54

EL AMOR NO TIENE LÍMITE

Gocé hasta el infinito y mucho más
de ese cuerpo que tienes y también
vi que lo hiciste tú, pues vuelta a atrás
nunca diste y a más ibas a cien.

Después de tanto tiempo, todavía
saboreo la miel de ese recuerdo,
al punto que no pasa un solo día
sin que al mismo le dé sabroso muerdo.

Los tengo bien adentro, porque han sido
los álgidos momentos en que estuve
más feliz en mi vida. Me han venido
a subir otra vez en nuestra nube.



Buen trabajo poético, Cristono, me ha gustado mucho este que señalo

feliz navidad y un abrazo


avatar
Mariluz
Diamante
Diamante

Distinciones : Poesía es el arte de decir las cosas de la forma más bella, hasta los hechos más desgarradores hallan su frescura y elegancia, por eso no tiene tabú...todo sale a la luz...

Mensajes : 3120

Estatus
-: Autor Autor

Volver arriba Ir abajo

Re: SONETOS II (Bloques 60 al ...)

Mensaje  Juan Jiménez Jurado el Sáb 16 Jun - 20:50

Cristino Vidal Benavente escribió:

LA NOCHE QUE TE SOÑÉ

Si vieras cómo pienso en esa noche
que tuve la gran suerte de soñar
contigo y ese abrir de par en par
la pasión que me diste y en derroche,

colmando de caricias hasta el broche,
que vino conjugando el verbo amar
entre miles de besos sin parar
y haciéndolo los dos a trochemoche.

La tengo bien guardada en mi recuerdo
con ganas de vivirla nuevamente,
porque fui tan feliz que se ha grabado

fuertemente en mi pecho y si la pierdo
estaría del mundo tan ausente,
que sería mejor no haber soñado.

LA NOSTALGIA QUE SIENTO

Una inmensa nostalgia me aparece
recordando pasajes de una vida
que no quiero olvidar, ni ella me olvida
y cuanto más recuerdo, más me crece.

El resto, como noche se oscurece
ante esa luz que fue mi consentida
durante cierta época. Cosida
la tengo en el lugar que se merece.

Tiempos idos, que ya no volverán,
a menos que en el cielo sean posibles,
si Dios tan gran honor me concediera

y si no, que se queden donde están,
que en el alma los tengo bien visibles
y conmigo los gozo comoquiera.

LLORO TU AUSENCIA

Si vieras cuánto lloro por tu ausencia,
de lágrimas también te llenarías
y con tal sufrimiento pedirías
que el cielo te mandase su clemencia.

No sirve recurrir a la paciencia
contando sin cesar noches y días,
metiéndose en el rol de jeremías
si acaba, que lo hará, mi resistencia.

No hay dolor comparable, ciertamente,
pues el alma se queda como rota
y ya para los restos en un duelo

continuo te has de ver. Queda tu mente
completamente yerta y ya no brota
nada que no sea duda o sea recelo.

LO QUE SE MERECEN LOS POLÍTICOS

En nombre de ese público sufrido
que dicen con ardor representar,
los políticos vienen a medrar
poniendo de estandarte a su partido,

comenzando en decir que siempre ha sido
el único que puede liberar
al pueblo de ese duro caminar
en el que el contrincante le ha metido.

Ante tanta patraña digo y pienso,
que lo bueno sería poner coto
a esta gente falaz y tal sería,

darles en los comicios un suspenso
no metiendo en la urna ningún voto,
dejándola en su honor triste y vacía.

MUJER 10

Ardiente como arena del desierto,
flexible, como junco en la ribera,
alegre, como el sol en primavera,
sincera, con palabra a pecho abierto.

El faro que me guíe hacia su puerto,
peldaño que se agregue a mi escalera,
muralla que me sirva de barrera
si acaso mi destino fuera incierto.

De joven, era así como pensaba
y al final me llegaba esa fortuna,
por lo cual satisfecho vivo ahora,

merced a que por suerte la encontraba,
pues vi que me llegó sin duda alguna
la mujer de la gloria embajadora.

NADA AGRADEZCO A LA VIDA

No puedo agradecer nada a la vida,
que nada positivo me ha donado,
pues tan sólo gocé con lo soñado
y me encuentro en el punto de salida

para hacer de este mundo la partida
al otro del que nadie ha regresado,
donde espero que fuera compensado
de la gran decepción aquí sufrida.

La culpa no es de nadie, es de la suerte
que tuve desde siempre, que me hiciera
ser la diana de todos los pesares

y pienso que tan sólo con la muerte,
va a acabar esta triste borrachera
de grandes penas que he llorado a mares.

NADIE AYUDA

Vivimos en un mundo sin remedio
y estamos abocados al fracaso,
por ir hacia el abismo paso a paso
a causa de ser víctimas del tedio.

Sufrimos sin cesar tremendo asedio
de todo lo que es malo y es escaso
aquél que se resiste, pues ni caso
le harán, aunque se encuentre siempre en medio.

Quien piensa combatir, se desanima
al ver que nadie va a prestarle ayuda
y triste va con gesto compungido,

pues todo el transeúnte que se arrima
tan solo con cariño le saluda
diciendo que se dé ya por vencido.

NAVEGO POR LOS MARES DEL OLVIDO

Navego por los mares del olvido
tratando de encontrar lo que sentía
en los brazos que amable me tendía
aquélla que dejome malherido.

De noche se marchó sin hacer ruido
saltando de la cama en que dormía
conmigo, que acababa de ser mía
las veces que ella misma hizo el pedido.

No sé cuál fuera el fallo, si es que hubo,
pues gozos a montones disfrutaba,
diciendo que hasta el cielo hice pequeño

y en sus brazos mimosa me retuvo,
diciéndome hasta el punto en que me amaba
y quiso una vez más, con gran empeño.

Después me venció el sueño
y cuando desperté, vi con espanto
que no estaba y me dura aún el llanto.

NO DECAIGAS EN EL AMAR

Cuando quieras amar y fuerza tengas,
la que sea precisa y suficiente,
hazlo con mucha fe, no te contengas
ni cierres los resquicios de tu mente.

Tienes que mantenerte siempre fresco
y abierto a los momentos más felices,
que sabes los que son. Lo picaresco
viene a ser el mejor de los barnices.

Si vieras que te sumes en el tedio,
corta inmediatamente por lo sano
poniendo decidido un buen remedio,
pues siempre encontrarás alguno a mano.

El mejor y que más efectos causa,
es tratar de que corta sea la pausa.

NO ME IMAGINO SIN TU AMOR (sáficos)

No me imagino y además no quiero,
que no me ames, ni que yo tampoco,
pues, cielo santo, me volviera loco
si sucediera y es decir sincero.

Parte del mundo y hasta incluso entero,
diera gustoso si tuviese un poco
de esa delicia donde yo coloco
mis pensamientos y que tanto espero.

Mi sangre corre con febriles ganas
de darte besos, cuantos más, mejor
y de beber la singular dulzura

que a manos llenas por tu cuerpo emanas,
para llenarte yo también de amor
del que se puede hasta llamar locura.

NO TE PREOCUPE LA ENVIDIA

Te busco entre las sombras de la noche
porque de día no vendrás conmigo,
pues temes lo acerado de un reproche
que te pueda lanzar cualquier testigo

al verte tan feliz en mi compaña,
pero no te preocupes, que igualmente
me pasa a mí lo mismo. Es la saña
de la maledicencia de la gente,

que no puede admitir de ningún modo
a nadie que en amor tenga fortuna
y trata de mancharle con el lodo
que suelta de manera inoportuna.

Si a eso le pones nombre, ponle envidia,
que es la que alumbrará luego la insidia.

OBSERVANDO TU CUERPO

Explorando tu cuerpo aquí en mi mente
veo que estás sobrada de hermosura,
pues juntándose el blanco y nieve pura
todavía sería insuficiente

para llegar a ser tan congruente
esa comparación. Vivo en locura,
porque tanta belleza me procura
llevar hasta el placer que más se siente.

Me quisiera quitar, pero no puedo,
un poco del ardor que hay en mi alma,
pues siendo tanto, se refleja incluso

en mis acciones y vivir no puedo
como quisiera, pues me falta calma
y hasta me siento para mí un intruso.

PARA PAULA EN SU PRIMERA COMUNIÓN

Era un siete de mayo y ese día
una niña contenta comulgaba
y el corazón entero lo entregaba
para siempre a Jesús, que sonreía

gozoso, por sentir esa alegría
que Paula en su carita demostraba.
La ilusión de tal acto la embargaba
tanto, que por sus ojos la salía.

Nunca podrá olvidar ese momento
en que entró el mismo Dios dentro de ella,
dejándola su amparo y su dulzura

y al recibir la esencia de ese aliento,
prometió no salirse de esa huella
para andar por la vida más segura.

POLÍTICOS

Malditos malandrines y logreros,
maestros en el arte de mentir,
usando demagogia en el decir
y tienen un caché con muchos ceros,

a pesar de ser necios garbanceros
que logran pese a todo conseguir
sacar de la política un vivir
de rajá, sin que nadie ponga peros.

Se ayudan y se arropan mutuamente,
que a veces meten mano en los cajones,
así que suelen ser jueces y partes.

aunque voy a decir rápidamente,
que existen, cómo no, sus excepciones
por no saber hacer tan malas artes.

¿POR QUÉ, SEÑOR JESÚS?

¿Por qué, Señor Jesús, morir quisiste,
si siendo Dios y creador sabías
que el hombre desde siempre se resiste
a entender las palabras que decías?

Viniste a redimir al mundo entero
y nos diste a los hombres la ocasión
de verte con Tu rostro verdadero
al darnos por amor la salvación.

También los mandamientos has traído,
que es la Ley entre leyes la más justa,
pero a veces la damos al olvido
si a nuestros intereses no se ajusta.

Cuando Dios de ese modo procediera,
será porque en la gloria nos espera.

QUIÉN TUVIERA ESTA SUERTE

Dichoso el que en sus brazos te atenace
y dueño de tus besos y caricias,
disfrute venturoso las primicias
de aquello que a los hombres más complace.

Le imagino feliz y muy tenace
en buscar las maneras más propicias
de llevarte al jardín de las delicias
con la resolución de un kamikaze.

Tendrá la gloria cerca, justo al lado,
libando de tus mieles la dulzura,
dando gracias al cielo por la suerte

que Dios graciosamente le ha donado
y dando solidez a la atadura,
para en toda su vida retenerte.

RECUERDO EL MOMENTO CUMBRE

Ese momento cumbre en el que viene
el más grande placer que haya existido,
no lo enterraré nunca en el olvido
por el dulce sabor que de ti tiene,

que se incrusta en mi alma y se mantiene
de manera perenne, porque ha sido
la entrega tan completa, que ha vertido
la esencia de tu amor, del que proviene.

Conmigo seguirá toda mi vida
y esclavo me tendrá de su regusto,
al punto que no habrá ningún momento

en el que no recuerde y sin medida,
cuánto hiciste por darme tanto gusto,
pues vi que te quedabas sin aliento.

¿SABEMOS JUZGAR?

Quién sabe lo que pasa en cada pecho,
que el dueño no sospecha ni lo sabe,
ni tampoco dispone de la clave
para poder seguirlo trecho a trecho,

porque a veces se encuentra en un repecho
incómodo, mas luego muy süave
se vuelve, porque aquello que era grave
acaba por cambiarse a lo derecho.

Bien se ve que juzgar vidas ajenas
resulta muy difícil y arriesgado,
pues si cualquier persona no se entiende,

las culpas que se inventen y sus penas
le vienen como un traje mal cortado
y habrá que repensarlo bien, por ende.

SONETOS CON ASONANCIAS

SONETO DE REPENTE (Lope de Vega)

Un soneto me manda hacer Violante;
en mi vida me he visto en tal aprieto,
catorce versos dicen que es soneto,
burla burlando van los tres delante.
Yo pensé que no hallara consonante
y estoy a la mitad de otro cuarteto;
mas si me veo en el primer terceto,
no hay cosa en los cuartetos que me espante.
Por el primer terceto voy entrando,
y aún parece que entré con pie derecho,
pues fin con este verso le voy dando.
Ya estoy en el segundo, y aún sospecho
que estoy los trece versos acabando:
contad si son catorce, y está hecho.

SONETO V (Garcilaso de la Vega)

Escrito está en mi alma vuestro gesto
y cuanto yo escribir de vos deseo
vos sola lo escribisteis; yo lo leo
tan solo, que aun de vos me guardo en esto.

En esto estoy y estaré siempre puesto,
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.

Yo no nací sino para quereros;
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma misma os quiero.

Cuanto tengo confieso yo deberos;
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir y por vos muero.

VEN Y JUGUEMOS

Te haré miles de juegos, amor mío,
no sólo por la noche, que también,
para hacerte pensar en un edén
en el que vivirás a tu albedrío.

Pondré tanta pasión y tanto brío,
que el goce va a ocupar el cien por cien
de todo nuestro tiempo. Corre, ven
y verás cuánta dicha te confío.

Te puedo prometer que cada día
será muy diferente al anterior,
de modo que nos llene de alegría

vivir nueva faceta de un amor
que por siempre soñé que te daría
y que puedo jurar que no hay mejor.



Mi estimado amigo y Poeta, gran alegría me
das al encontrarte en este Hogar Poético.-
Sabes que siempre he disfrutado sobremanera
tu arte poético.- ¡GRACIAS! Un abrazo, Juan JJ

avatar
Juan Jiménez Jurado

Mensajes : 7

Volver arriba Ir abajo

Re: SONETOS II (Bloques 60 al ...)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.