El poema satírico

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El poema satírico

Mensaje  Artesana el Lun 5 Mayo - 16:54

El poema satírico dedicado a un hecho, un suceso, una creencia o una persona es un tópico literario como un poema al amor incomprendido o a la fragilidad de la rosa. El caso es, como siempre, hacerlo bien o mal.

Se puede hacer un poema sin valor ninguno lleno de improperios o un poema agudo que toca los puntos claves capaces de conseguir el efecto deseado.

Insultar, con rima o sin ella, es fácil, todo el mundo que compone puede alinear improperios, pero tenemos que saber que eso, salvo casos excepcionales donde se busque hacer una exhibición de saber organizar palabras en un verso, no es útil y no da resultado como crítica.

Es verdad que es muy difícil tener un tema real, ver el tema concreto y además saber caricaturizarlo, porque la crítica mordaz es esto, sacarle punta a una verdad de manera que se exagere lo que nos interese para conseguir un punto de burla o simplemente crítica.

Se puede hacer poemas de este tipo a personas a las que se quiere, la broma no siempre es hiriente, a las que se desprecia o a las que solo se les quiere hacer ver una discrepancia con lo que han hecho. Con las asociaciones o cualquier cosa, incluso un monumento, es lo mismo,.

Si nos fijamos en una caricatura, vemos que se resaltan los puntos que destacan en la fisonomía de la persona, es decir, si tiene una nariz con caballete se le exagera y si el mentón es pequeño se le minimiza. El resultado es la exageración de la persona, no su cara real, pero todo el mundo va a saber de quien se trata.

En un poema satírico es lo mismo, es necesario nombrar los datos pertinentes que identifican a esta persona entre las demás, pero no deben ser falsos, si lo son ya no es ella. De una persona aburrida que no sale de casa no se puede decir que se pasa la vida de fiesta, porque entonces no hablas de ella, pero sí se puede usar como recurso irónico, siempre que quede claro que es justo lo contrario.

Ya sabemos que se deben usar los rasgos característicos, bien, pero vamos a la concisión y a la elección de los puntos clave.  En este sentido lo podemos comparar a un chiste: es necesario que sea visual, impactante, breve, recordad que no es un cuento, y con un mensaje claro y directo. Imaginad un chiste en el que una persona le dice a otra: tonta..... Bueno, cambiad tonta por cualquier burrada.... Es evidente que eso no es un chiste ni es nada. Para poder decirle tonto a alguien debe hablarse primero de una necedad, de algo que cualquiera relacione con una tontería.

En la literatura hay muchos ejemplos, si vemos en el poema de Quevedo:

A UN HOMBRE DE GRAN NARIZ

Érase un hombre a una nariz pegado,
Érase una nariz superlativa,
Érase una alquitara medio viva,
Érase un peje espada mal barbado;

Era un reloj de sol mal encarado.
Érase un elefante boca arriba,
Érase una nariz sayón y escriba,
Un Ovidio Nasón mal narigado.

Érase el espolón de una galera,
Érase una pirámide de Egito,
Los doce tribus de narices era;

Érase un naricísimo infinito,
Frisón archinariz, caratulera,
Sabañón garrafal morado y frito.

Quevedo

No se mete para nada con Góngora, que era el destinatario, solo habla de su nariz y es magistral porque las comparaciones son todas estupendas y arquetípicas. Hay otra versión con un final diferente, pero no es segura la autoría. Vemos que se ciñe al detalle físico, en otros poemas usa recursos diferentes. El poema es bueno por eso, si se dedicara a verter insultos sería solo un churro y ahora no sería conocido.

Vemos otro ejemplo:


Deixa una resposta
 

SONETO A LUIS DE GÓNGORA

Yo te untaré mis obras con tocino
porque no me las muerdas, Gongorilla,
perro de los ingenios de Castilla,
docto en pullas, cual mozo de camino;

apenas hombre, sacerdote indino,
que aprendiste sin cristus la cartilla;
chocarrero de Córdoba y Sevilla,
y en la Corte bufón a lo divino.

¿Por qué censuras tú la lengua griega
siendo sólo rabí de la judía,
cosa que tu nariz aun no lo niega?

No escribas versos más, por vida mía;
aunque aquesto de escribas se te pega,
por tener de sayón la rebeldía.

Quevedo


La respuesta de Góngora es estupenda, aunque Góngora en su vocabulario se queda algo difícil de comprender hoy:

Habla ahora don Luis de Góngora, que también era fino insultando:

A Quevedo

Anacreonte español, no hay quien os tope,
Que no diga con mucha cortesía,
Que ya que vuestros pies son de elegía,
Que vuestras suavidades son de arrope.

¿No imitaréis al terenciano Lope,
Que al de Belerofonte cada día
Sobre zuecos de cómica poesía
Se calza espuelas, y le da un galope?

Con cuidado especial vuestros antojos
Dicen que quieren traducir al griego,
No habiéndolo mirado vuestros ojos.

Prestádselos un rato a mi ojo ciego,
Porque a luz saque ciertos versos flojos,
Y entenderéis cualquier gregüesco luego.

Góngora

Góngora se mete con la manera de andar de Quevedo, y con sus gafas redondas. El ojo ciego está claro cual es y todo lo demás son alusiones personales que comprendían bien sus coetáneos.

Comprendo que buscar un tema, encontrar sus puntos álgidos y después componer un poema que provoque una sonrisa agria incluso en el destinatario no está al alcance de todos. Entonces, mejor no hacerlo.

Hay otra manera para quien no quiera renunciar a la crítica: la alegoría. Un poema alegórico puede descubrir su alegoría o mantenerla hasta el final. Recomiendo esta opción para aquellos que no sean hábiles, si se quiere criticar la envidia se puede usar una fábula y si se quiere hablar del veneno de las palabras de alguien se habla de la serpiente, en fin, es una solución muy empleada y que logra buenos fines sin tanto esfuerzo.

Cuando se elige la alegoría, es muy importante que la persona ajena a la cuestión de fondo no se perciba, pero las personas que están en el asunto deben comprenderlo sin lugar a dudas, para ello hay que saber resaltar justo los puntos concretos en cuestión.


Invitado, gracias por leerme.

avatar
Artesana
Diamante
Diamante

Distinciones : Llama del foro

Mensajes : 7154

Estatus
-: Administración Administración

http://www.artes-ana.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.