CORONA DE SONETOS, CHELO.- Mis labores

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CORONA DE SONETOS, CHELO.- Mis labores

Mensaje  Chelo Álvarez el Lun 3 Jul - 18:15

CORONA DE SONETOS CHELO
Mis labores

0.-Soneto madre
Vuelan como los pájaros mis manos
cuando tomo por fin el bolillero;
trenzo alegre, con ritmo placentero,
encajes, sobre todo en los veranos.

Y tejo para todos mis hermanos
algún suéter de lana, con esmero;
mas otros los ofrezco a los que quiero,
son preciosos regalos artesanos.

Me gusta laborar con el ganchillo,
inventar variedades de puntillas,
y, sean de arabescos o de flores,

soporta cien agujas mi bolsillo;
del arte llevo dentro las semillas,
y con ellas trabajo mis labores.

1.- Vuelan como los pájaros mis manos
cuando tomo la aguja de ganchillo;
necesito la luz de los veranos,
pues trenzar hilo fino no es sencillo.

Voy formando figuras de avellanos,
o el rostro angelical de algún chiquillo,
a veces dos jilgueros, dos milanos
y al niño que pasea en su potrillo.

Con destreza, con arte y con soltura
hago colchas de estrellas y de flores,
si palpo con mis manos su textura
es cuando más me gusta hacer labores

Por las tardes, otro arte recupero,
cuando tomo por fin el bolillero.

2.- Cuando tomo por fin el bolillero,
al caer de la tarde en el estío,
cuando cantan la alondra y el jilguero,
comienzo la labor que tanto ansío.

Entreveo la blonda que prefiero
entre tantos bolillos que deslío
y pienso que, si pongo mucho esmero,
se la entrego a la Virgen del Rocío.

Mi calma se convierte en frenesí
y la tarde se pinta de colores.
¡Cuán bello es el encaje que tejí!
Hermoso como pétalos de flores.

Para hacer la mantilla con salero,
trenzo alegre, con ritmo placentero.

3.- Trenzo alegre, con ritmo placentero,
un velo que realza la hermosura
de la Madre de Dios a quien venero,
pues es toda bondad, toda dulzura.

Desde lo alto me observa algún lucero
que en la noche callada me procura
un brillo que se estrella en el acero
que siempre está prendido a mi costura.

Con finura, con gracia y sutileza,
voy tejiendo tranquila y primorosa,
un pañuelo exquisito, de una pieza,
para la bella flor, la más hermosa.

Me gusta hacer trabajos artesanos,
encajes, sobre todo en los veranos.

4.- Encajes, sobre todo en los veranos,
voy hilando con manos de artesana,
mientras, crecen las mieses en los llanos
y un jilguero se asoma a mi ventana.

Saludo con afecto a mis paisanos
y aprovecho el solaz de la mañana
para hacer los trabajos cotidianos
y charlar un ratito con mi hermana.

Cuando tengo que hacer algún presente
para un niño que acaba de nacer,
acuden los diseños a mi mente
y en mis dedos comienza a florecer.

Me gusta tener algo entre mis manos,
y tejo para todos mis hermanos.

5.- Y tejo para todos mis hermanos
bufandas y unos gorros de colores
y pongo el alma y vida entre mis manos
pues ellos son, amor de mis amores.

A veces, sobre todo en los veranos
bordo el punto de cruz con muchas flores
y unos bolsos sencillos, muy livianos
que dan un lindo toque a mis labores.

Me gusta, de la aguja, su trajín,
no se cansa de noche ni de día
parece que coser no tiene fin
y sin ella yo misma moriría.

En invierno tricoto a quien yo quiero,
algún suéter de lana, con esmero.

6.- Algún suéter de lana, con esmero
entretejo a la luz de la alborada
de este modo descansa el bolillero
aunque su alma me tiene encandilada.

Nada importa el verano o si es enero
siempre vivo del arte enamorada,
no concibo que se haga por dinero
lo que fluye del alma iluminada.

A veces me recreo en el paisaje
en la rosa que alegre lo acaricia,
con ellos me traslado hasta el encaje
que habita en el jardín de mi delicia.

Regalo mis zurcidos al obrero,
mas otros los ofrezco a los que quiero.

7.- Mi encaje se lo ofrezco a quien yo quiero,
a la Estrella del Cielo, blanca y pura,
la que vio padecer en el madero
al hijo que nació en la noche oscura.

A tu amor, dulce encanto, yo me adhiero
y te ofrendo mis horas de costura,
si preparo vestidos con esmero
lucirá esplendorosa tu figura.

Entre telas de nardo y azucena
se matizan los puntos de panal,
coser para la Madre me serena,
no le temo a la espina del rosal.

Fulgura lo que sale de mis manos,
son preciosos regalos artesanos.

8.- Son preciosos regalos artesanos
el ganchillo, bordado, filtiré
y los bolsos que creo en los veranos
con el entretenido macramé.

Recoso mis vaqueros más livianos
mientras gozo el aroma de un café
que tomo acompañando a mis hermanos
pensando en florituras de chiné.

Vestidos estampados de claveles
con algún entredós, y en las orillas,
compongo los adornos con caireles,
festones, blonda, encajes o puntillas.

Por la noche a mi aguja saco brillo,
me gusta laborar con el ganchillo.

9.- Me gusta laborar con el ganchillo,
hacer lindos manteles a mi mesa;
Un peto moteado en amarillo,
tejo al niño menor de mi princesa.

Algunas cadenetas las anillo
así formo un tapete color fresa,
y con punto de red haré un visillo
que adorne un tragaluz que me interesa.

Un bolso de crochet es muy hermoso,
si estallan refulgentes los colores
quedará tan bonito cuan vistoso,
si es trenzado con hilos bicolores.

Prefiero laborar cosas sencillas,
inventar variedades de puntillas.

10.- Inventar variedades de puntillas,
nos place a las personas ingeniosas,
y adorno los asientos de mis sillas
con telas divertidas y graciosas.

Disfruto engalanando las mantillas
de la Madre con cuentas muy vistosas,
remato perfilando las orillas
a blondas distinguidas por hermosas.

Con azules adorno la cabeza
de quien es Madre santa Inmaculada,
nada iguala a la sin par belleza
de quien cede su luz a la alborada.

Le ofrezco mis trenzados de colores,
ya sean de arabescos o de flores.

11.- Ya sean de arabescos o de flores,
bordaré el atuendo de María
y un rosario que, en cuenta a sus favores,
nacerá de la aguja que me guía.

Oh, Madre!, te prometo en este día
gozar de tu belleza y tus fulgores,
te dedico mi tiempo y compañía,
y dejo que reposen mis labores.

De estrellas te corono la cabeza
y un manto entretejido de tisú
que refulge tu singular belleza.
Te pido que me cuides, solo Tú.

Admirando el encanto de tu brillo,
soporta cien agujas mi bolsillo.

12.- Soporta cien agujas mi bolsillo
para hacer mi recreo artesanal,
igual puedo encontrar algún bolillo
que una aguja de jade y de coral.

Devanando los hilos, los ovillo
y comienzo a tejer un bello chal,
más blanco que la nieve con su brillo
entre el trino del mirlo y del zorzal.

Con el chal, luciré muy elegante
si tricoto con mimo y con esmero,
me veo de madrina rimbombante
pues lo llevo con gracia y con salero.

Con la aguja elaboro maravillas,
del arte llevo dentro las semillas.

13.- Del arte llevo dentro las semillas,
y trabajo feliz e ilusionada,
discurro variedades de puntillas
y es que el hilo me tiene encandilada.

Y me gusta de enseñar a mis chiquillas
si me encuentro tranquila y relajada,
para que hagan pañitos y golillas
auque sean de la época pasada.

No solo lo moderno ha de triunfar,
me gusta el laboreo con solera,
si volviera a tejer con mi telar
haría unos vestidos de primera.

Mis manos son espigas de colores
y con ellas trabajo mis labores.

14.- Con las manos trabajo en mis labores
entre esencia de nardos y jazmines,
se mueven al compás de muchas flores
y al trino de vistosos colorines.

Trenzo alegre para los serafines
que viven en su mundo de colores,
a los ángeles buenos, querubines…,
porque son lo mejor de los mejores.

A María le entrego un gran mantón,
mis horas de labor y mis tejidos,
y le ruego de todo corazón
que cuide de mis dedos doloridos.

Al compás de trabajos artesanos,
vuelan como los pájaros mis manos

Chelo Álvarez, 1/7/201
avatar
Chelo Álvarez
Diamante
Diamante

Distinciones : Llama del foro

Mensajes : 3166

Estatus
-: Moderación Moderación

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.