Corona . Mar Garcia y Reyes Ferrándiz .- LA NATIVIDAD

Ir abajo

Corona . Mar Garcia y Reyes Ferrándiz .- LA NATIVIDAD

Mensaje  Chelo Álvarez el Vie 29 Dic - 9:03

Corona . Mar Garcia y Reyes Ferrándiz
.
Reyes Ferrándiz (listo)
Mar Garcia (listo)
Amelia Jacobo (listo)
Cristino Vidal Benavente (listo)
Fabio Jair Avellaneda (Listo)
Linda Esmeralda Dominguez Fuentes (Listo)
Mayka Fe (listo)
Helena Restrepo (listo)
Marcos Circenses (listo)
Fabio Jair Avellaneda
Urbano Vilchiz (Listo)
Verso Prisionero (Listo)
Mardy Mesén (listo)
Carlos Elpoetaartesano Listo
.
SONETO MADRE
.
Natividad.
.
La noche va cubriendo la ladera,
regresan al aprisco los pastores;
bajo el sopor vital de la alba esfera,
se cierran las corolas de las flores.
.
Belén apura nuevamente el día,
nadie ha visto la estrella del Oriente,
no saben de la antigua profecía,
todo respira paz entre la gente...
.
Ya duermen y, en algún lugar perdido,
María, del pecado preservada,
sin perder sus virtudes celestiales,
.
trae al mundo al Mesías prometido.
Los ángeles del Cielo a la alborada
avisan del milagro a los mortales.
.
Artesana, 22-12-17
.

Soneto 1
.
La noche va cubriendo la ladera
y en las sombras, trepando a la colina,
el aire de Diciembre difumina
el tibio resplandor de alguna hoguera.
.
Este incendio de luz que reverbera
¿qué portento o milagro vaticina?
¿qué anuncia con su estela vespertina
el cometa de ardiente cabellera?
.
Belén huele a ganado, a mirra, a incienso,
a pan caliente, a levadura, a trigo…
Si la pobreza impone sus rigores,
.
en las tardes de invierno y frío intenso,
buscando su descanso, paz y abrigo,
regresan al aprisco los pastores.
.
Reyes Ferrándiz
.

Soneto 2

.
Regresan al aprisco los pastores
en busca del calor reconfortante,
mas miran a la lágrima distante
que arroja sus benignos resplandores.

Qué extraña paz, qué nítidos fulgores
parecen anidar tras la radiante
estela de magnético diamante
que apaga de su mente los temores.

Quizás, tras esta calma prematura,
a lomos del futuro venidero
pudiera ser aquello que no fuera.

La nieve se derrama y su blancura
alfombra cada tramo del sendero
bajo el sopor vital de la alba esfera.

lágrima_azul
.
Soneto 3

Bajo el sopor vital de la alba esfera,
una estrella fugaz con suave aliño
titila en un portal y, con un guiño,
al viento le susurra en la pradera.
.
Qué lenta y qué difícil es la espera
y qué arriesgado el parto de este niño
que se juega su tierna piel de armiño
sobre un rudo pesebre de madera.
.
Y nacerá en Belén, en el desierto
como una flor de amor inmarcesible,
nuestro Rey sin corona y sin honores.
.
Un coro celestial alza un concierto
y, en esta primavera imperceptible,
se cierran las corolas de las flores.
.
Amelia Jacobo

.
Soneto 4
.

.EL NIÑO JESÚS NACÍA.

Se cierran las corolas de las flores
cuando la noche ya al caer estaba,
dando la sensación de que escarchaba
como hiciera en las otras anteriores.

Se fueron apagando los colores
rojizos en el cielo y destacaba
el blanco de una estrella que brillaba,
anunciando el Portal a los pastores.

Cogieron sus cayados y se fueron
dejando en los rediles a su grey
tratando de saber lo que allí había

y a María, José y al Niño vieron,
y al tiempo que nacía El Niño Rey
Belén apura nuevamente el día.
.
Cristino
.
.
Soneto 5
.
Belén apura nuevamente el día,
las gasas azulinas se abrillantan;
los pastores, confusos, se quebrantan
cuando acaricia el sol del mediodía.
.
¿Y cuándo nacerá nuestra alegría?
Hoy, se puede escuchar que se levantan
los pájaros y ángeles que cantan
después de tantos años de agonía.
.
Se acerca el nacimiento de Enmanuel,
llevémosle cobijas y cariño,
que solo sea Herodes el ausente.
.
Hoy, Dios quiere sentir por nuestra piel,
hoy, Dios se viste de inocente niño.
¿Nadie ha visto la estrella del Oriente?
.
Fabio Jair Avellaneda
..
Soneto 6,.
.
Nadie ha visto la estrella del Oriente,
la estrella que nos lleva al Salvador
que, en su lecho de pajas y de amor,
ya dejará de ser omnipresente
.
para cargar espinas en su frente
conociendo a qué sabe este dolor,
el dolor de los hombres y el valor
de sufrir por la gente indiferente.
.
Ay, mi Niño bendito, yo no puedo
evitarte los clavos de la cruz;
si Dios Padre ha escrito la elegía,

tú vendrás a estrenar el nuevo credo;
Ay de los que no pueden ver tu luz,
no saben de la antigua profecía
.
Linda Esmeralda Dominguez Fuentes
.
Soneto 7

.
No saben de la antigua profecía
aquellos pastorcillos asombrados
que llegan al portal acompañados
por una providencia que les guía.
.
Le llevan nada más que compañía
al Niño, y los pañales delicados
que le hicieron con lana, enamorados,
del Dios que por nosotros nacería.
.
Los reyes pronto vienen con ofrendas
que pueden ayudar al Rey del Mundo,
pues nace con un halo diferente,
.
cargado de presagios y leyendas
y ofreciendo el cariño más profundo;
todo respira paz entre la gente...
.
Mayka Fe

Soneto 8

Todo respira paz entre la gente,
se siente una alegría luminosa
como la danza de una mariposa
dentro del corazón y el inconsciente.
.
Es el efecto que hace en el ambiente
el Niño y su mirada silenciosa
capaz de contener la misteriosa
presencia del amor que lo consiente.
.
María lo contempla con un gesto
que mezcla gratitud y adoración,
absorta, todo adquiere otro sentido…
.
Lo acuna y, en aquel sitio modesto,
José sonriendo entona una canción:
“Ya duermen y, en algún lugar perdido…”
.
Helena Restrepo
.
Soneto 9

Ya duermen y, en algún lugar perdido
en este nuestro mundo pasajero,
los ecos de un pasado lisonjero
despiertan lentamente del olvido.

Resuena un inacústico ronquido,
y vibra, en el pesebre, el sonajero
de un niño que sonríe placentero
a causa de ese cómico sonido.

Le mira San José desperezándose,
le invade una beatífica ternura,
y el brillo resplandece en su mirada.

Y un ángel se le acerca acaronándose,
la madre de esa espléndida criatura,
María, del pecado preservada.

Marcos Circenses
.
Soneto 10
.

María, del pecado preservada,
te despiertan con vítores de gloria;
finaliza una era de la historia,
con aquel que te tiene emocionada.
.
Hijo de Dios, tu llanto de hoy se apiada
de los hombres, y borras la memoria
del pecado; se anuncia la victoria
sobre el Reino del Mal, sin una espada.
.
Para adorarte, los pastores llegan;
José te hace una cuna con la lana
mientras cose María tus pañales.
.
Rodeando al pesebre se congregan
los ángeles con alas azulgrana
sin perder sus virtudes celestiales.
.
Fabio Jair Avellaneda
.
Soneto 11
.

Sin perder sus virtudes celestiales,
un infante, que duerme sobre el suelo,
detuvo lo sagrado de su vuelo
para hacer a los hombres sus iguales.

Rebosa la esperanza en los umbrales
del pesebre elegido por el cielo.
A sus manos que son de terciopelo
las lamen los humildes animales.

Ya se han cumplido así las predicciones
que antiguo vaticinio prometía
en los tiempos lejanos del olvido.

Tiempo es de gratitud y de oraciones.
El cielo se engalana, pues María
trae al mundo al Mesías prometido.
.
Urbano Vilchiz
.
Soneto 12

Trae al mundo al Mesías prometido
que, duerme entre sus brazos, amoroso;
y San José lo mira silencioso,
en un gesto de amor correspondido.
.
Él es el enviado, el elegido,
señal de amor del Todopoderoso,
un rey dentro de un cuerpo tembloroso
que alegra al corazón más afligido.
.

Ya surcan los caminos esta noche
los Reyes que, guiados por la estrella,
ofrecen al infante a su llegada
.

incienso, mirra y oro; y como broche,
se unen a esta música tan bella
los ángeles del cielo a la alborada.

Verso Prisionero 24-12-2017.
.
Soneto 13
.
Los ángeles del Cielo a la alborada,
en blanca y luminosa trayectoria,
buenas nuevas le anuncian, y hay un “Gloria”
que el relente musita en la hondonada.
.
Noche de Paz, Belén, tierra sagrada,
un coro de querubes, en su euforia,
te ofrendan su inmortal jaculatoria
mientras velan del niño la mirada.
.
Cubre María a un Dios bajo su manto,
guarda su tez albura de jazmines
que no albergaron prados terrenales.
.
El humilde pesebre acuna a un santo;
Reyes Magos, luceros, serafines,
avisan del milagro a los mortales.
.
Mardy Mesén
.
Soneto 14
.
Avisan del milagro a los mortales
con flautas, panderetas y violines,
algunos con trompetas y clarines,
hay otros redoblando con timbales;
.
los músicos celestes dan señales
y cantan su canción los querubines,
llevan nuevas a todos los confines:
¡Ha nacido el remedio a nuestros males!
.
Se marcha el viejo sol hacia el ocaso;
los labriegos terminan su labores,
y una estrella aparece, la primera,
.
e inicia su camino, paso a paso;
la siguen unos sabios soñadores,
la noche va cubriendo la ladera.
.
Elpoetaartesano Carlos.


https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10213613156877258&set=g.304711969596340&type=1&theater&ifg=1
avatar
Chelo Álvarez
Diamante
Diamante

Distinciones : Llama del foro

Mensajes : 3177

Estatus
-: Moderación Moderación

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.