CAJÓN DE SASTRE

Página 9 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Ir abajo

Música NOCHE EN LA PLAYA

Mensaje  Cristino Vidal Benavente el Miér 9 Mar - 22:26


Dulces recuerdos me llegan
a la mente cuando pienso
en aquel amor intenso
que de mí no se despegan

por tenerlos tan clavados
y es que nos amamos tanto,
con un amor sacrosanto
vivido por ambos lados.

A la luz de mil estrellas
y de algún que otro lucero
te abracé fuerte primero
diciéndote cosas bellas

y ya sin poder parar
en la cama que allí había,
tu amor me correspondía
y nos pusimos a amar.

Fue una interminable noche
de besos y de caricias
y de esas dulces delicias
que me diste como broche.

Tu piel era terciopelo
que vibraba a mi contacto
y en lo más bello del acto
creíme llegar al cielo.

Del mar llegaba la brisa
con los ruidos de las olas
y nosotros allí a solas,
ajenos a toda prisa.

Te enseñé mil disparates,
manoseos y posturas
y al amarnos tan a obscuras
repetimos los embates

una y otra y otra vez
y creció tanto el deseo
que hiciera que el bamboleo
fuera con más avidez.

Qué noche la de aquel día
que estuvimos en la playa
pasándonos de la raya
y más porque ya no había.


También puedes visitar mi blog aquí:
https://cristinovidal.wordpress.com/
avatar
Cristino Vidal Benavente
Diamante
Diamante

Distinciones : Llama del foro

Mensajes : 6276

Estatus
-: Moderación Moderación

http://cristino-poesia.spaces.live.com/

Volver arriba Ir abajo

Música FELICES FIESTAS (cosas de mi pueblo)

Mensaje  Cristino Vidal Benavente el Lun 11 Jul - 21:59



Ya viene el Señor Santiago
montado en caballo blanco;
que encuentre el camino franco
para compartir un trago

y preguntar cómo estamos
en la fiesta de este año,
si lo mal que estuvo antaño
o si ya nos olvidamos

de aquello que sucedía
pero que pasó a la historia
y ahora vivimos la euforia
que siempre en el pueblo había.

Se reúnen los mayores
para celebrar las fiestas,
a pesar de las molestias
que producen los dolores

que por sus años les vienen,
pero tanto valor echan,
que ni ellos mismos sospechan
el mucho aguante que tienen,

así que de vino cañas
unos y otros de cerveza
y a sacar de la cabeza
recuerdos y telarañas.

Los bares se llenarán
y reinará la alegría,
porque es propia de este día
y hasta se emborracharán,

pero no tiene importancia,
que Santiago lo merece
y el compañerismo crece
estando en tal circunstancia.

Pólvora, caballos, misa,
gansos, baile, procesión,
para el santo devoción
y en la boca una sonrisa.

Todos con unos y otros
y otros con todos y unos,
pero no saquen ningunos
los caballos y los potros,

sino juntos en el juego
y sin romper las barajas
por quítame allá esas pajas
que no las ve sino un ciego,

ya que la gente normal
no quiere gilipolleces,
porque las más de las veces
suelen terminal fatal,

que una tregua merecemos
y mandemos al pingajo
aquí en El Carpio de Tajo
de una vez a los extremos.

Que la gente se divierta
como Dios le dé a entender
y quien viniese a joder,
que se le cierre la puerta.

Buenas fiestas para todos
y llevémonos muy bien,
sin que haya en el pueblo quien
nos venga con malos modos.















También puedes visitar mi blog aquí:
https://cristinovidal.wordpress.com/
avatar
Cristino Vidal Benavente
Diamante
Diamante

Distinciones : Llama del foro

Mensajes : 6276

Estatus
-: Moderación Moderación

http://cristino-poesia.spaces.live.com/

Volver arriba Ir abajo

Música LA FUENTE DE ARRIBA (cosas de mi pueblo)

Mensaje  Cristino Vidal Benavente el Lun 11 Jul - 22:01


Ponderábamos la fuente
hasta el punto de creer
que otra igual no pudo haber,
pues era muy diferente

el agua que ella nos daba
y que pensábamos pura,
con agradable frescura
y a todo el mundo encantaba.

Los garbanzos ablandaba
decíamos que tan bien,
que no hubo en el pueblo quien
no creyó si los probaba.

Fuese o no fuese verdad,
la gente se lo creía
hasta el punto que la hacía
gozar de notoriedad.

Con tal fuerza descargaba
en la pileta los chorros,
que le empapaba los morros
a quien a ella se acercaba

a beber su agua fresquita,
que hasta a gloria nos sabía
y seguramente habría
a quien pareció bendita.

También era conocida
por ser disculpa y no poca
de la moza que está loca
por encontrar la salida

de soltería que tiene
y con cántaro al cuadril
sobre la bata o mandil,
va hasta allí, pues la conviene

que por la calle la vean
a ver si un chico se acerca
y aunque al principio es muy terca
pareciendo que pelean,

finalmente cae rendida
por gusto o aburrimiento
y aunque el proceso es muy lento,
ya se ve comprometida.

El novio que ya está al quite,
el encontradizo se hace
y como le satisface,
todas las tardes repite,

así que todos los días
sin que falte uno siquiera,
se ven por la carretera
a “las luces encendías”,

que era la hora del rito
(cuando el toque de “oraciones”)
y palabras a montones
pero siempre muy quedito,

que eran las firmes promesas
hechas con gran ilusión
saliendo del corazón,
porque en él estaban presas.

Ahora que lo estoy diciendo
agua me sale a los ojos
y hasta siento los sonrojos
que pasaba pretendiendo

decir algo interesante,
pero lo que construía
tan bonito, se caía
en solamente un instante.

Qué tiempos aquéllos, Dios,
cómo los tengo clavados
y no serán olvidados
porque me siguen en pos.

Conmigo el recuerdo iba
desde entonces en mi mente;
el recuerdo de la fuente
que llamamos la de arriba.











Última edición por Cristino Vidal Benavente el Lun 11 Jul - 22:04, editado 1 vez


También puedes visitar mi blog aquí:
https://cristinovidal.wordpress.com/
avatar
Cristino Vidal Benavente
Diamante
Diamante

Distinciones : Llama del foro

Mensajes : 6276

Estatus
-: Moderación Moderación

http://cristino-poesia.spaces.live.com/

Volver arriba Ir abajo

Música LA LIMONÁ (cosas de mi pueblo)

Mensaje  Cristino Vidal Benavente el Lun 11 Jul - 22:03

Antiguamente era un rito
que se hacía en la taberna
entre la gente que alterna
y que gastaba poquito.

En un barreño se hacía
y el agua que se le echaba
de siempre se procuraba
que fuera de la más fría

y con limones mezclado,
se metía el vino en él
desde la jarra, a granel,
con azúcar de prestado.

Alguna gente agregaba
coñac aunque poco fuera,
pero de cualquier manera
la cosa muy bien quedaba.

Se ponía en una mesa
y la gente alrededor,
quitándose así el calor
que es lo que les interesa.

Solamente había un vaso
en el que bebían todos
y se empinaban los codos
sin ninguno perder paso.

Se compraban “alcahuetas”
juntamente con tostones
y comenzaban los sones
de chistes y cuchufletas

y así pasaban la tarde
por muy poquito dinero
y el pobre del tabernero,
que Dios en su gloria guarde,

se cabrea grandemente,
pues se llevaba a la caja
solamente una miaja
del dinero de esa gente.

Recuerdo de una ocasión
según alguien me contara,
que una moneda llegara
a tema de discusión,

porque había que partir
lo que era una perra chica
entre dos y uno se pica
y ya se quería ir

dejando la cosa calda,
a lo que el otro responde
que puede meterla donde
ya se termina la espalda.

Estuvo muy extendida
esa limoná dichosa,
mas siendo tan exitosa
ya ha pasado a mejor vida,

que ahora se impone el cubata
o la caña de cerveza
y toda aquella simpleza,
no la admite ni una rata.

Tiempos de extrema pobreza
pero llenos de ilusión,
que llevo en el corazón
entre alegría y tristeza.











También puedes visitar mi blog aquí:
https://cristinovidal.wordpress.com/
avatar
Cristino Vidal Benavente
Diamante
Diamante

Distinciones : Llama del foro

Mensajes : 6276

Estatus
-: Moderación Moderación

http://cristino-poesia.spaces.live.com/

Volver arriba Ir abajo

Música EL CERRO EL MONO (cosas de mi pueblo)

Mensaje  Cristino Vidal Benavente el Lun 11 Jul - 22:06


El cerro del Mono era
de los chicos referencia
porque con mucha frecuencia,
por muy pendiente que fuera,

subíamos prontamente
y desde allí divisábamos
el pueblo y luego bajábamos
corriendo por la pendiente

y entre risas, dando voces,
hasta un barranco que había
que a las bestias acogía
cuando no pegaban coces,

porque Felipe “Pichote”
con el cuchillo en la diestra
y de manera siniestra,
las rebanaba el gañote

y siempre acudía algún grajo
para darse un buen festín,
dando con el mismo fin
a tan horrendo trabajo.

Después de aquella inmundicia
que huele peor que mal,
nos íbamos al cañal
que tuvo la tía Mauricia

y entre cañas y zarzales,
cepos a los pajarillos
poníamos los chiquillos
por aquellos andurriales

en invierno y en verano
a los llamados pinchitos,
pájaros muy pequeñitos,
o lo que allí hubiera a mano.

En el arroyo hubo un charco
donde las mozas fregaban
el “mercado” que llevaban,
que por cierto era bien parco,

que no mucho que comer
había en todas las casas
y eran las viandas escasas
y además no de buen ver,

pues no cambiaban de traje
aunque a veces mejoraba
y de un cocido pasaba
hasta su primo el potaje,

así que garbanzos todo
el año comió la gente
y cuando se hincaba el diente
te chupabas hasta el codo

el dedo de hambre que había,
que hasta el pan fue tan escaso
y de comentarlo paso,
porque ni lo conocía.

Fueron duros esos años
por la maldita escasez
y la gente alguna vez
recurría a los apaños

pero ya ni los menciono,
pues cuando empecé a escribir
solamente iba a decir
algo sobre el cerro el “Mono”.

Nota: llamaban “mercado” las mujeres, a los utensilios de cocina, como platos, cucharas, cuencos…







También puedes visitar mi blog aquí:
https://cristinovidal.wordpress.com/
avatar
Cristino Vidal Benavente
Diamante
Diamante

Distinciones : Llama del foro

Mensajes : 6276

Estatus
-: Moderación Moderación

http://cristino-poesia.spaces.live.com/

Volver arriba Ir abajo

Música CÓMO ME ACUERDO

Mensaje  Cristino Vidal Benavente el Miér 13 Jul - 13:01

CÓMO ME ACUERDO

De aquellas tardes tranquilas,
cuando al terminar el día
el rebaño aparecía
con sonar de las esquilas

y el sol en el horizonte
con el disco ya escondiendo
y a las nubes encendiendo
en los linderos del monte

y los pastores silbando,
procurando que el ganado
no se meta en el sembrado
y el perro colaborando

poniendo en ello su empeño,
que para eso es un carea
y va haciendo la tarea
que le encomienda su dueño.

Viene el rebaño cansino
y alguna tozuda cabra
hace que el grupo se abra
saliéndose del camino,

pero el can cuando lo ha visto
la vuelve con sus ladridos
y vuelven a estar unidos
como siempre está previsto.

Con esta estampa me lleno
de nostalgia algunos días
y vienen melancolías
a las que no pongo freno,

pues me sumo en el recuerdo
de aquellos años de atrás
que me traen en un pispás
ese tiempo y doy un muerdo,

que aunque viene con tristeza
me trae también alegría,
porque era cuando sentía
olor a naturaleza.

A veces la polvareda
que el rebaño levantaba,
a la piel se me pegaba
y pienso que algo aún me queda.

Y si de eso ya no traigo,
de lo que sí estoy seguro
es de mantener lo puro
del recuerdo por arraigo.

Cristino Vidal Benav
ente.


































También puedes visitar mi blog aquí:
https://cristinovidal.wordpress.com/
avatar
Cristino Vidal Benavente
Diamante
Diamante

Distinciones : Llama del foro

Mensajes : 6276

Estatus
-: Moderación Moderación

http://cristino-poesia.spaces.live.com/

Volver arriba Ir abajo

Música ¿NO PODEMOS CAMBIAR?

Mensaje  Cristino Vidal Benavente el Jue 14 Jul - 17:52

¿NO PODEMOS CAMBIAR?

Me acuerdo de aquellos ricos
del pueblo, cuando era niño,
a los que ahora me ciño
y salen hechas añicos

las riquezas que no fueron
tales, porque no lo eran
y, además, aunque lo fueran,
para nada les sirvieron.

Tan sólo se distinguían
de los demás ciudadanos
en que fueron más ufanos,
porque algunos se creían

que tener un par de mulas
y tierra en el otro lado,
ya habían abandonado
el caminar a reculas.

Ni ricos ni lo contrario,
pues como pobres vivían
y en realidad tenían
por vida un triste calvario,

pues con la gente corriente
no alternaban para nada;
menos con la acomodada,
que tuvo siempre presente

el guardar cierta distancia
con esta clase ignorante,
que se pensaba importante,
mas carente de importancia.

Querían equipararse
a gentes de pedigrí,
mas no les daban el sí
y era por no contagiarse

de lo cutre en expresiones
y modos de comportarse,
pues querían compararse
yo no sé por qué razones,

con lo que pensaban ellos
que fuera la aristocracia

pero por falta de gracia
sus muy poquitos destellos

para nada relucían,
pues eran la mala copia
de los otros y en la inopia
sin querer permanecían.

Anda que también la crema
de la alcurnia, vaya, vaya,
pues se saltaban la raya
queriendo ser el emblema

del orden y la cultura,
diciendo que el mundo iba
tan bien, porque los de arriba
lo pusieron a esa altura.

Unos y otros se marcharon,
vayan benditos de Dios
y a ver si siguen en pos
los que después nos llegaron,

porque de alguna manera
parecen de aquéllos clones,
pues no se les ven razones
para cambiar lo que fuera

antaño una incongruencia,
así que estamos igual
o peor y esto es un mal
de este pueblo y es la herencia

de un gen que es tan exclusivo
que sólo nos pertenece
a nosotros y parece
mucho más que recidivo.

Puede que sea pesimista,
pero así siempre lo he visto
y entiendo que todo Cristo
tiene este punto de vista

o al menos así lo expresan,
casi en las mismas palabras,
por lo que están como cabras
o una mentira confiesan.




































También puedes visitar mi blog aquí:
https://cristinovidal.wordpress.com/
avatar
Cristino Vidal Benavente
Diamante
Diamante

Distinciones : Llama del foro

Mensajes : 6276

Estatus
-: Moderación Moderación

http://cristino-poesia.spaces.live.com/

Volver arriba Ir abajo

Música EL SALÓN DE LA TÍA CRISTINA

Mensaje  Cristino Vidal Benavente el Jue 14 Jul - 17:54


De este salón voy a hablar
y algo también de mi abuela
que tienen de historia, tela
y es la que voy a contar.

Quizá a nadie le interese
y ni lo lea siquiera,
pero de cualquier manera
lo diré, pese a quien pese,

pues me entretengo en narrarlo
y a lo mejor a alguien gusta,
cosa que sería justa
si le encanta el recordarlo.

Por mi abuela doy comienzo,
de estatura muy pequeña,
de dulce carácter dueña
y de bondad, ídem de lienzo,

que así es como se expresaba
la gente, que un vendedor
de telas fue el inventor,
porque así las pregonaba.

De la puerta se encargaba
y aunque fuera pequeñita,
por tener una varita
la gente la respetaba,

aunque muy de vez en cuando
algún chico se colaba
y la pobre se quedaba
por ello refunfuñando,

mas ahora pienso y creo
que alguna vez los dejaba
y que hasta disimulaba
un poquito de jaleo.

Ya cerca de terminar,
los muchachos en tropel
interpretan su papel,
que es por la fuerza pasar

y ella se aparta enseguida,
para no sufrir el daño
que causaría el rebaño
por la brutal estampida.

Bien grandes los dos salones
el de dentro y el de afuera
y en éste, en verano era
donde los valses, danzones

y otros sones se bailaban
al fresco y es de justicia,
decir que fueron delicia
las horas que se pasaban.

En el de dentro un frontón
en la pared que hay enfrente,
donde jugaba la gente
que tenía esa afición,

pero muy poquita había
que practicaba ese juego
y terminaría luego,
ya que el grupo no crecía.

El baile era lo normal
los domingos y las fiestas
y hasta con las boinas puestas,
pero no bailaban mal

los mozos, que se empleaban
como un Fred Astaire cualquiera
y siempre el corrido era
con el que se terminaban

los bailes de cada tarde
y estoy seguro que habrá
gente que recordará
cómo alguno hacía el alarde

de marcarse algunos pasos
tratando de destacar,
cosa que no iba a lograr
pues eran más bien escasos.

Cine también se nos puso
empezando por el mudo,
que otra cosa no se pudo
y hasta llegaban incluso

dizque artistas de teatro,
que hacían lo que podían
con las obras que ponían,
pero no eran más de cuatro.

Ya termino aquí la historia
porque me he alargado mucho
y hasta por dentro me escucho
protestar a mi memoria.

Mucho podría contar
de este tema, pues recuerdo
si la memoria no pierdo,
que en él me harté de bailar

y en el de afuera diré,
que la tarde de un domingo
tuve la suerte del bingo,
que a mi mujer me encontré.

Con organillo bailamos
y, cómo no, con orquesta,
conjuntada y bien dispuesta
y con esto, terminamos.





















También puedes visitar mi blog aquí:
https://cristinovidal.wordpress.com/
avatar
Cristino Vidal Benavente
Diamante
Diamante

Distinciones : Llama del foro

Mensajes : 6276

Estatus
-: Moderación Moderación

http://cristino-poesia.spaces.live.com/

Volver arriba Ir abajo

Música LOS POBRES DE CUANDO NIÑO

Mensaje  Cristino Vidal Benavente el Vie 15 Jul - 14:09




Me acuerdo de los de antaño,
de los pobres de verdad,
ricos en necesidad
y de carácter huraño

a la fuerza y sin remedio,
pues nadie caso les hizo
y hasta rizaban el rizo
para quitarse de en medio,

porque los demás trataban
de evitar su compañía
y en el trato se veía
que en cualquier lado estorbaban.

Familias completas fueron
y no las voy a nombrar,
ya que sería tildar
sus nombres y ya sufrieron

lo suyo en aquellos días,
para que yo venga ahora
con actitud evocadora
recordando felonías.

La gente los evitaba
y si les daban trabajo,
lo hacían como a destajo
y menos se les pagaba,

pues todo el mundo entendía
que protestar, para nada,
pues ya sabían de entrada
que de poco serviría.

Vivieron en la indigencia
y muchos abandonaron
el pueblo, pero dejaron
a los demás como herencia

la mancha de haber tratado
sin razones ni motivos,
con sus gestos ofensivos
y notable desagrado,

a gente que su pecado
fuera carecer de todo,
porque no encontraron modo
de conseguir lo deseado

para un malvivir escaso,
pues al ir hasta las puertas
que se encontraban abiertas,
las cerraban a su paso.

Había sus excepciones
como en todas reglas hay,
pues hubo algún ayayay
en algunos corazones

que rempujara a sus dueños
a mitigar la penuria
y hacer que la injusta injuria
que hicieran ciertos carpeños

no creciese demasiado
y con su grano de arena,
la persona que era buena
ayudó al necesitado.

Recuerdo cuando acudía
con su cayado en la mano
un señor, ya muy anciano,
a comer día tras día

a la casa de mi abuela,
entregándole yo el plato
y estando con él un rato
antes de irme a la escuela.

Una vez llegó feliz,
porque en la mano traía
lo que luego me daría:
un trozo de regaliz.

Si he de decir la verdad,
le tomé cierto cariño
y ahora que ya no soy niño
también le diera amistad.

Cuando la puerta le abría
se le veía temblando,
por quizás estar pensando
que un momento llegaría

en que sin plato en la mano,
con sequedad le dijese
para que de allí se fuese:
que Dios le ampare a Vd., hermano.

Cristino Vidal Benavente.





































También puedes visitar mi blog aquí:
https://cristinovidal.wordpress.com/
avatar
Cristino Vidal Benavente
Diamante
Diamante

Distinciones : Llama del foro

Mensajes : 6276

Estatus
-: Moderación Moderación

http://cristino-poesia.spaces.live.com/

Volver arriba Ir abajo

Música Re: CAJÓN DE SASTRE

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 9 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.